Las Misiones Diplomáticas Españolas y Puestos Consulares tienen la obligación de informarle si su solicitud de visa ha sido denegada. Sin embrago, no tiene la obligación de darle la razón de la denegación, al menos de que sea una visa de residencia para una reagrupación familiar, para un empleo remunerado o en el caso de una visa de transito.

Para apelar, tiene un mes para solicitar la revocación de la decisión a la misma Misión Diplomática o Puesto Consular en la que envió su solicitud de visa. También puede presentar un Recurso contencioso-administrativo a la Corte Suprema de Justicia de Madrid, y para ello dispone de dos meses.

La solicitud de revocar la decisión consistirá en presentar más información con su solicitud de visa. El problema es que es muy probable que el consulado vuelva a denegar su visa. Por esta razón es mejor optar por un Recurso contencioso-administrativoy solicitar el asesoramiento de un abogado.