Al llegar a la frontera española, los ciudadanos de países terceros (no del EEE/suizos) deben estar preparados a presentar algunos documentos adicionales junto con su pasaporte y visa para justificar el motivo de su ingreso y estancia en España:

Deberá poder demostrar que tiene €64.14 por persona por día, con un mínimo de €577.26 a su disposición – al menos de que su visa de trabajo, estudios o familiar indique otra cosa. No poder demostrar tener suficientes recursos económicos podría resultar en una denegación de ingreso a España. Estas pruebas pueden ser:
Dinero en efectivo, cheques certificados, recibos de cheques de viaje o tarjetas de crédito, que deben estar acompañados de recibos bancarios recientes (no se aceptan cartas de banco o extractos de cuenta online),
Si ingresa por motivos de turismo de carácter privado, es posible que le pidan los siguientes documentos:
Un documento indicando el lugar de alojamiento, como un reserva de hotel o una carta de invitación.
Una confirmación de reserva de un grupo (pack), junto con el itinerario.
Si ingresa para una visita profesional, política, científica, deportiva, religiosa o similar, podrían pedirle los siguientes documentos:
Una invitación de una autoridad pública o de negocios para asistir a reuniones, convenciones industriales o comerciales.
Documentos demostrando relaciones comerciales o industriales.
Entradas para ferias, conferencias, convenciones.
Si ingresa para una visita de estudios u otro tipo de formación, podrían pedirle de presentar uno de los siguientes documentos:
Un documento demostrando que está inscrito en un instituto educativo para cursos de formación teóricos y/o prácticos.
Certificados del curso solicitado.
Excepcionalmente, podrían pedirle de presentar certificados médicos para demostrar que no sufre de una enfermedad que podría tener implicaciones severas para el sistema público de salid. Se pueden obtener certificados de servicios médicos designados por la Misión Diplomática Española o Puesto Consular, o la puede ser sometido a un examen médico por servicios médicos competentes a su llegada a la frontera.

Su entrada podría ser denegada si tiene una prohibición de entrada.