Si le han denegado una visa o permiso, tome nota de las razones de esta denegación. Las autoridades pueden justificar todas sus decisiones, incluyendo una denegación. Estas explicaciones son necesarias para entender si hubieron irregularidades o problemas con la documentación que presentó, y tomarlo en cuenta cuando prepare otra solicitud.

Sin embargo, si piensa que la justificación no es adecuada y que la administración pública cometió un error en denegar su visa, puede tomar acciones legales presentando una demanda ante un tribunal italiano. Los tribunales deben interpretar la ley de acuerdo con la Constitución Italiana y la legislación internacional. Esto significa que la corte puede interpretar las leyes de manera diferente que el gobierno y la administración pública, y, en algunos casos, corregir la decisión de denegación.

La Constitución Italiana garantiza la autonomía de las Cortes y en consecuencia, las leyes se aplican independientemente de las del Gobierno. Sin embargo, ya que pocas personas reportan irregularidades o se quejan después de una denegación, es imposible conocer la opinión predominante de las cortes en tales temas. Presentar una queja es una opción, pero el resultado es muy incierto.

También tendrá que tomar en cuenta los costes legales y la duración de los juicios en Italia, que pueden durar años. Lo mejor es pedir consejo a una abogado italiano para saber si vale la pena tomar acciones legales. Sin embargo, presentar una queja no le impedirá presentar una nueva solicitud de visa o empezar un nuevo trámite de entrada.

La decisión de revocar o denegar un permiso de residencia o de denegar la conversión de un permiso, serán trasmitidas con justificaciones y información sobre como apelar. La decisión le será entregada en mano o enviada a su dirección registrada de correo para asegurar la recepción y confidencialidad de todos los documentos relacionados con su caso.

Todas las decisiones se acompañan de un resumen en un idioma que podrá ser entendido por el solicitante. Cuando no es posible encontrar un intérprete nativo en la lengua del solicitante, podrá solicitar que se traduzca al inglés, francés o español.