Tasa: €60

Una visa de corta duración es más fácil de conseguir. Se denominan Visas Uniformes Schengen (VUS) y le dan derecho a permanecer en Italia durante un máximo de 90 días. las gobiernan leyes de la Unión Europea, y le permiten circular libremente dentro del espacio Schengen hasta 90 días.

Puede solicitar un VUS en cualquier momento del año, y si tiene una visa VUS para otro país, puede usarlo para entrar a Italia sin solicitar otro.

La lista de países cuyos ciudadanos requieren una visa para entrar a Italia se actualiza frecuentemente, por lo cual deberá siempre comprobar con el consulado o embajada italiana en su país de origen, antes de venir. También puede consultar la lista en la página web de la Oficina de Visas del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Existen tres tipos VUS :

Tipo A – Visa de transito en aeropuerto. Esta visa puede ser necesaria cuando se viaja por avión, o si hay una parada temporal en una aeropuerto. Sólo es válido dentro de aeropuertos.
Tipo B – Visa de transito. Esta visa puede ser necesaria si tiene que viajar a través de Italia para llegar a otro país. tiene una validez de hasta 5 días.
Tipo C – La visa Schengen más común. Esta visa es necesaria para solicitantes que tienen pensado ir al espacio Schengen por razones de turismo, de estudios cortos, negocios, tratamiento médico, eventos deportivos, invitaciones, trabajo autónomo o permanente, misiones, razones religiosas y transporte. El periodo de validez de la visa depende del propósito de la solicitud y no puede exceder 90 días.